Confluenţe Literare: FrontPage
CONFLUENŢE LITERARE

CONFLUENŢE LITERARE
ISSN 2359-7593
ISSN-L 2359-7593
BUCUREŞTI, ROMÂNIA


AFIŞARE MOBIL

CATALOG DE AUTORI

CĂUTARE ARTICOLE

Cautare Articole


ARHIVĂ EDIŢII

REDACŢIA

CLASAMENT
DE PROZĂ

CLASAMENT
SĂPTĂMÂNAL
DE PROZĂ


Home > Cultural > Artistic > Mobil |   


Autor: Ştefan Lucian Mureşanu         Publicat în: Ediţia nr. 433 din 08 martie 2012        Toate Articolele Autorului

LAS FANTASMAS DE MI VIDA
 
 
 
 
Distribuie!
 
Distribuie!       Aboneaza-te!
LAS FANTASMAS DE MI VIDA 
  
dr. Ştefan Lucian MUREŞANU  
  
 
  
"Polvo envuelto en las fantasías, así es el hombre: en su forma ideal sería un Don Quijote visto a traves de los ojos de Esquillo." (Emil Cioran) 
  
Me siento extraño del mundo y del barro deusiano y me estremeció, todas las veces, cuando, por la noche, el camino se llena con mi sombra. Soy conciente que tanto tiempo que ella existe, todavía pertenezco a lo telúrico que es hendido de las ideas y los planes confusos del vínculo de las pobres energías que nos rodean los tobillos y nos rompe las venas, a traves de cual chorritos de sangre se dispersan en lo oculto tejido de la dermis. He llegado ha creer que la luz es una ilusión, que hasta ahora he vivido en la oscuridad de Lucifer y solamente en algunos momentos de mi existencia he comenzado ha distinguir las verdaderas formas del vaho de la vida. Un polvo envuelto en las fantasías, cernido y aterrado, se ha levantado todo el tiempo y yo apenas ahora he comenzado ha observarlo. No me aterrorizo de su cuerpo esbelto sino de la falta de la luz en la zona de la cabeza porque de allí se eleva el vaho oscuro de mi idea ciega, de aquella tan espantosa idea. Desde la noche de los tiempos la entidad – hombre ha perseguido en varias formas las características de los misterios, lo telúrico. Envolvió como una fantasma a la misma idea deusiana engañándole la confianza y haciendolo lamentar al mismo Dios que a traves del barro de la genesis bíblico ha podido crear una forma de vida tan diferente en el Universo y recuerdo las palabras del aterrado existencialista Emil Cioran: El hecho de que yo existo prueba que el mundo no tiene ningún sentido. De que manera puedo encontrar un sentido a las inquietudes de un hombre, infinitamente dramático y desgraciado, que en ultima instancia reduce todo a la nada y para cual el sufrimiento es la ley de este mundo. 
  
El hombre desempeña el papel de su propio destino y el baile de sus ideas se encuentra en cada movimiento que hace en el aire de este planeta. Junta su mirada, cuando se aleja de lo telúrico buscando el vaho celeste pero se deja capturado de la oscuridad de sus propias energías maleficas, que lo destruye si le falta la voluntad y lo vence sus vicios.  
  
Cuando llego el momento del cumplimiento he corrido aterrado hacia el Camino Supremo de la Ascensión, pero mi cuerpo de polvo se ha dispersado dejando ciegos a los que querían guiarme. Ellos se han quedado allí, abajo, pero yo he comenzado ha levantarme y desear de verdad la vida que jamás he tenido en el suplicio del vicio telúrico de este mundo degenerado: Estoy equivocado según mi deseo, digo francamente:/ Estoy torturado porque he ayudado al hombre... (v.265-266).  
  
Que camino he anhelado en mi vida si he respirado el mismo aire mundano, repleto con el ácido destructivo de la eternidad ? 
  
Jamás voy a cambiar mi desgracia, dice Prometeo en el versículo 953, donde Hermes, el mensajero de Zeus, llega a conocer el secreto de lo sagrado, que solamente el lo conoce.  
  
Yo, como hombre de letras, he abarcado realmente en una magia tan preciosa como aquella de la palabra que es sembrada en las ideas?  
  
He dado lo mejor de mi al mundo a traves de mi vivencia que es bendecida de la gran fuerza deusiana? He utilizado la caridad como abnegación?  
  
La vida no resiste a gran temperatura. Por eso, he llegado a la conclusión que los mas inquietados hombres, con un dinamismo interior, llevado hasta paroxismo que no pueden aceptar la temperatura habitual son predestinados a derrumbarse. El profano es aquel que se derriba a las variaciones de las temperaturas máximas de la existencia, sin estar preparado a recurrir el camino recto, hacia Mecca, como el príncipe árabe del poema macedonio. Cioran se mueve entre el desacorde y la oscilación porque los hombres que tienen solamente algunas vivencias del alma y que jamás llegan a sus limites no pueden llevar la contraria, porque las pocas tendencias que tienen no pueden determinar contrastes.  
  
A traves de la palabra del libro he plasmado mi habla y todo lo que han escrito mis predecesores, hábiles pensadores de la idea escrita, he reunido la luz dentro de mi alma y la mente. Y, de repente, fue un momento cuando he percibido que el tiempo me esta amando y mimando, que ha rebosado sobre mi acariciándome el alma que respira entre las dos aurículas, latiendo la sustancia humana de la vida. Entonces mis ojos se han abierto y he empezado a mirar de otra manera el mundo, con miedo respeto a las caídas y su incapacidad para entender el sentido de la idea en el movimiento perpetuo del juego de la existencia. Observo y la observación se disipa en el invisible donquijoteano con su lanza, con cual deseaba derribar inimaginables ejercitos, solamente de el vistas, de las sombras telúricas.  
  
Derribando el oscuro invisible, la perfección que te desapega del presente y cuando el poder de la vista te da la oportunidad de distinguir lo increíble, te desatas del tiempo en cual tu cuerpo y tu mente vive, como la del personaje de la novela de Cervantes mira lo increíble: Así es – dijo Don Quijote – se trata de un mago que es mi enemigo de muerte y que me tiene rencor, porque sabe de su brujería y de sus libros que yo voy ha venir, cuando se va ha cumplir mi tiempo, a enfrentarme en lucha derecha con un caballero que el lo protege y que lo voy a vencer sin que me pueda parar; así que aquella sombra que me haga todas las inconvenientes que se quedan en su poder; pero de verdad le digo, que jamás conseguirá estar contra de mi o que pueda cambiar mi destino trazado de los cielos.  
  
De mi boca sale las palabras que solamente los iniciados pueden entender el sentido, porque están dichas para que no sea alterado su sentido, como el mismo hijo deusiano, a traves de ellas brota el misterio de la justicia y su mente es aureolada de la luz milagrosa del Cielo de Dios. Su mirada no es oscurecida como aquellos con cual se encuentra en los caminos que la voluntad lo envía. El puede ver claramente que el hombre con sus sombras y sus sufrimientos distingue de otra manera la belleza, como un aspecto de Virgen Inmaculada. Para el Dulcinea del Toboso es el mismo milagro del mundo, el movimiento perpetuo de la impotencia para crear lo invisible.  
  
Me he levantado de la mesa del trabajo sintiendo la necesidad de mirar el cielo. Rostros milagrosos se formaban de las nubes espesas, que seguían llevando la lluvia. Un rayo, una desmontada tremenda se ha desencadenado y un relámpago ha encendido la bóveda celeste. Me he quedado inmóvil y estaba siguiendo el juego de las cuerdas de los dragones que dominaban este trozo del mundo y pensaba que insignificantes somos frente a la luz deusiana. Cuanta vileza de parte de aquel dueño de riquezas y de hombres mezquinos, atravesado del ataque de un relámpago y que solamente en unos instantes lo ha llevado a un estado inerte. Cuanta impotencia en el pensamiento de algunos donde el nada se transforma en nada y una vez regresado en la pólvora furibunda y esperada el muere para siempre. Cuantas ideas se elevan en la mente de aquel yacido en la palabra y cuanta eternidad se puede leer en sus valores que no son mundanas, a traves del arte o el don de crear la inmortalidad. Muchos son aquellos caídos en el lodazal profano y pocos son aquellos que ascienden a traves de la palabra elevada.  
  
La justa afirmación de Cioran, citada al comienzo de este ensayo, moja el papel blanco y da fuerza a la imaginación creando el hombre ideal. Solamente el hombre de letras puede romper la realidad y su escritura para elevarse hacia los cielos plasmando la voluntad de Dios. Pero no es una ocultación de la verdad a lo que es el hombre? Acaso en su locura el caballero español no miraba el rostro verdadero del mundo torcido, que nada ha cambiado en todos estos siglos transcurridos en la clepsidra de nuestra existencia porque cada hombre es la criatura de sus hechos, y los hechos nos siguen de generación en generación y nos domina en nuestra ascensión. El autor de la sintagma es el lucido critico de la forma, que observa un iniciado, venida como un estudio del mundo de Eschil, continuada en aquella del mundo evolucionado del feudalismo y comparada con aquella de la caída contemporánea que la deja desvanecerse en algo inútil, porque el hombre de letras esta concienciando que este mundo donde el ha llegado es solamente una fantasma que desperdicia las formas que no tienen ningún valor en la oscuridad. No fallo si creo que soy en el asentimiento del solitario perpetuo que enciende de allí, de arriba, de vez en cuando, la luz morada para ver la Tierra de donde difícilmente se ha desapegado, pues muchas cosas todavía tenia que decir. Cuando digo que confiero a alguien la identidad no significa a toda costa creer que aquel hombre es conciente de sus vivencias, porque esta cualidad aparece siempre en el proceso de comunicación entre sujetos, proceso que es la origen de la comunicación o implica la comunicación entre sujetos. Según mi punto de vista, el problema del sentido de la trascendencia del ego consiste en la posibilidad de distinguirlo de la actualidad de la vivencia.  
  
Tres titanes de las mismas entidades pero de mundos diferentes han nacido para ser incitados, cada uno a su tiempo, sembrando una nueva era donde el humanitarismo pueda espejarse en los ojos de sus semejantes. Emil Cioran ha hecho permisivo lo invisible y ha tolerado la idea de la forma ideal del hombre, si este hombre querrá alguna vez a entender la marcha de los dos caminos: la vida y la inmortalidad, que son las dos crisis de la noción verdadera, que Don Quijote la reemplaza con un ideal desde cual podemos deducir que el mundo de aquel Prometeo eschiliano era dominado de un desorden ciego. El Dueño de los cielos de la Grecia antigua era el mismo un enemigo inflexible de los humanos, que buscaba a traves de varias modalidades aniquilarlos, pero Prometeo se ha interpuesto con su deseo de cambiar el mundo antiguo lleno de maldades con uno nuevo dirigido por el principio de la justicia y la libertad. Pero la ley deseada del heroe eschiliano para el mundo caótico será una ley para todos los humanos o solamente para algunos? De aquí podemos comprender que aquel hijo de Mancha podía ver en algunos humanos la maldad, pues de aquellos salía el olor de la podredumbre de la profundidad de lo telúrico que se elevaba hasta el nivel de sus narices haciendo a dirigir hacia ellos la lanza del profeta.  
  
Miraba afuera como los relámpagos iluminaban el aire. Gotas pesadas de lluvia golpeaban las ventanas de mi habitación e yo me quedaba inmóvil, siguiendo el juego de la luz y de la oscuridad. El llanto del tiempo hacia estremecerse la palabra susurrada de la idea celeste que este tiempo pueda en un instante aniquilar la existencia. Ser como la Tierra, llena de orgullo y vanidad, viviendo en un tiempo que pasa y se vuelve de allí de donde se ha levantado, haciendola a pasar el umbral sin tocarlo. La calle mosteaba y espesos chorros corrían como los serpientes de los cuentos buscando la oscuridad de los canales. Nadie se atrevía mas a salir de sus casas porque la barbaridad le aparecía salida de la nada. El látigo del cielo crujía sobre la espalda encorvada de las nubes y de allí de arriba, la palabra tejía la belleza buscando la luz a traves de cual baja el rayo en la mente agobiada de ideas, para dar al mundo profano el amor para los semejantes a traves del genio encontrado en los libros. Vuelto a mi mesa de trabajo, he dejado la libertad de los dedos por la testadura que me esperaba para tejar mis palabras en la seda de las ideas, que se torcían en mi mente relampagueada de la luz deusiana rebosada como un ofrecimiento a todo lo que tenia a dedicar al mundo, como un hecho cumplido de nuestra existencia. 
  
Los momentos pasan y se transforman en años, siglos y quien sabe si el sueño no nacerá otros monstruos dadores de sufrimiento en el mundo que no quiere saber nada de aquel libro de la vida. Me apoyo la cabeza del respaldo de la silla y pienso: que es el pensamiento y quien soy yo realmente? Porque lamentarme si desolado me acepto el sufrimiento del yo y sonrió despues esperando otro día mas. La eternidad no es inteligible solamente si es contemplada como experiencia, en función de una vivencia subjetiva, y Emil Cioran me permitirá a decir que solamente el pensamiento es eterno porque el atraviesa el Universo y se conecta con el infinito suspiro de la vida, bajando y subiendo las escaleras invisibles del entendimiento de los señales del trueno, de la lluvia, de la energía del relámpago que rompe en dos el cielo, dejando que entre la luz en el cerebro del iniciado. Cuanto mas grande es la intensidad, tanto el iniciado salta de una dimensión a otra, sobreexcitando las ondas magneticas de la inteligencia y del verdadero entendimiento del sentido de la vida. Emil Cioran fue uno de aquellos que entendió el sentido pero lloro la impotencia de su semejante para entender la palabra que sale de una idea. Del país valaco se ha quebrantado marchándose no en otra comarca sino en otro país. El se ha temido de los fariseos pero se ha callado dejándolos hacer su plano. Y cuando se marcho, ha dicho en el idioma que le fue dada de Dios que llora para aquellos que se quedan, diciendo: Si son hombres felices por esta tierra, porque no gritan, porque no aparecen en la calle para divulgar su alegría en gritos locos e incesantes? De donde tanta discreción y tanta prudencia?  
  
 
  
Referinţă Bibliografică:
LAS FANTASMAS DE MI VIDA / Ştefan Lucian Mureşanu : Confluenţe Literare, ISSN 2359-7593, Ediţia nr. 433, Anul II, 08 martie 2012, Bucureşti, România.

Drepturi de Autor: Copyright © 2012 Ştefan Lucian Mureşanu : Toate Drepturile Rezervate.
Utilizarea integrală sau parţială a articolului publicat este permisă numai cu acordul autorului.

Abonare la articolele scrise de Ştefan Lucian Mureşanu
Comentează pagina şi conţinutul ei:

Like-urile, distribuirile și comentariile tale pe Facebook, Google Plus, Linkedin, Pinterest și Disqus se consideră voturi contorizate prin care susții autorii îndrăgiți și promovezi creațiile valoroase din cuprinsul revistei. Îți mulțumim anticipat pentru această importantă contribuție la dezvoltarea publicației. Dacă doreşti să ne semnalezi anumite comentarii, te rugăm să ne trimiți pe adresa de e-mail confluente.ro@gmail.com sesizarea ta.
RECOMANDĂRI EDITORIALE

Publicaţia Confluenţe Literare se bazează pe contribuţia multor autori talentaţi din toate părţile lumii. Sistemul de publicare este prin intermediul conturilor de autor, emise ca urmare a unei evaluări în urma trimiterii unui profil de autor împreună cu mai multe materiale de referinţă sau primirii unei recomandări din partea unui autor existent. Este obligatorie prezentarea identității solicitantului, chiar și în cazul publicării sub pseudonim. Conturile inactive pe o durată mai mare de un an vor fi suspendate, dar vor putea fi din nou activate la cerere.

Responsabilitatea asupra conţinutului articolelor aparţine în întregime autorilor, punctele de vedere sau opiniile nefiind neapărat împărtăşite de către colectivul redacţional. Dacă sunt probleme de natură rasială, etnică sau similar, vă rugăm să ne semnalaţi imediat pentru remediere la adresa de corespondenţă mai jos menţionată. Articolele care vor fi contestate prin e-mail de către persoanele implicate prin subiectul lor vor fi retrase în timpul cel mai scurt de pe site.


E-mail: confluente.ro@gmail.com

Fondatori: Octavian Lupu şi George Roca

Consultaţi Catalogul autorilor pentru o listă completă a autorilor.
 
ABONARE LA EDIŢIA
ZILNICĂ


ABONARE LA EDIŢIA
SĂPTĂMÂNALĂ


ABONARE LA EDIŢIA
DE AUTOR



FLUX DE ARTICOLE AUTOR

 
 
CLASAMENT
DE POEZIE

CLASAMENT
SĂPTĂMÂNAL
DE POEZIE
 
VALIDARE DE PAGINĂ
 
Valid HTML 4.01 Transitional
 
CSS valid!